dimarts, 6 de març de 2018

ELECCIONES ITALIANAS ¡ENHORABUENA LEGA!



Italia ha votado y ha provocado un terremoto político en la Europa de los burócratas bienpensantes, los resultados pueden tener varias valoraciones, pero lo que es evidente es que el oficialismo mundialista e inmigracionista ha perdido.
El escrutinio de los votos expresando la voluntad política de los italianos ha dado este resultado.

Coalición Lega-Forza Italia- Fratelli d´Italia, a la que los medios llamaban de “centro-derecha” ya hora rebautizan como “derecha-extrema derecha”, gana las elecciones con el 37.00%.

En segundo lugar el Movimento 5 stelle, partido que se presentaba sin ninguna coalición logra el 32.68%.

Y en tercer lugar la colación de izquierda con un 22.85% siendo su principal partido el Partido Democrático, que logra un cortísimo 18.72%, un derrota histórica para la izquierda italiana que ha provocado la dimisión inmediata de su líder  y ex Primer Ministro, Rienzi.

La enésima refundación de los neo-post-paleo-comunistas radicales que no aceptaron su inclusión en el PD, Libres e Iguales se queda en un flojísimo 3.28%

Por su parte Casapound logra el 0.92% de los votos, que aun triplicando resultados anteriores, queda por debajo de sus expectativas. Hay que señalar que la activa campaña de este partido ha provocado violentas y delincuenciales reacciones de la extrema izquierda, un grave atentando contra la libertad de expresión, al que el nuevo Gobierno –especialmente si está encabezado por Salvini- tendrá que poner fin.

Si relevante es que la izquierda quede en tercer lugar, más relevante es la composición interna de los votos en la coalición vencedora, donde los realmente transcendente a nivel interno pero también a nivel italiano es que el primer partido de la misma es la Lega con el 17.62% de los votos logrando el “sorpasso” a la Forza Italia de Berlusconi que se queda con un14.0%, esto convierte a Matteo Salvini en la referencia de todo ese amplísimo espacio político (como quiera que los llamen los medios de comunicación) y en el negociador para formar gobierno. Sin duda el triunfo de la Lega se ha debido a su fuerte oposición a la llegada de masiva llegada de inmigrantes y refugiados a Italia y a las facilidades que estaba dando el Gobierno saliente para su nacionalización.

Hay que insistir en la importancia de esta victoria de la Lega de este hecho, la Lega venía de su mínimo histórico, 4.1% tras la “crisis Bossi”, pasando ahora a este 17.62% que incluso pocos de ellos esperaban. Como señala su eurodiputado Mario Borghezio: “Lo sorprendente de la victoria de la Lega encabezada por Salvini, es que es un auténtico triunfo de la voluntad de un gran jefe a la vez soberanista e identitario, es un mensaje esperanzador para toda la Europa de los pueblos, desde el Atlántico a los Urales.
La opresión político-financiera del mundialismo que intenta por todos los medios sofocar la voz de los pueblos y de alterar su identidad con la inmigración salvaje, puede detenerse. ¡La Lega de Salvini combate por esto y gana!”.

Ahora comenzarán las negociaciones para formar gobierno, queremos señalar que si la coalición Lega-FI-FdI hubiera logrado un 3% más, es decir el 40%, asumía automáticamente el Gobierno de Italia y hoy Salvini ya sería Primer Ministro, al no ser así se abre un amplio espacio de negociaciones, donde al final habrá que ver a cuál de los dos grandes bloques apoya el siempre imprevisible Movimento 5 stelle.